A cañonazos


El año nuevo 2014 fue recibido por La Habana a cañonazos. Veintiuno de ellos, como para que el recién llegado pasara su primer susto citadino. En otros parajes del globo, las autoridades y los ciudadanos lo recibieron con fuegos artificiales, fiestas, himnos y cantos. Las de aquí, para reafirmar que son viejos militares prefirieron los viejos cañones que, desde la fortaleza de La Cabaña y desde siempre, apuntan a la ciudad.

El año 2013 nos abandonó en un diciembre marcado por la desaparición física de Nelson Mandela, el Madiba sudafricano quién, luego de un largo padecer, finalmente descansó. La ceremonia oficial por su muerte coincidió con la celebración del Día de los Derechos Humanos. No fue suficiente el estadio de fútbol de Johannesburgo para dar cabida a los miles de compatriotas y de representantes de todo el mundo que fueron a rendirle el merecido tributo. En sentidas palabras el secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-Moon allí expresó: “Mandela odiaba el odio. Mandela amaba la paz. Mandela mostró una gran capacidad para perdonar. Es una tarea de todos mantener la memoria de Mandela viva en nuestros corazones”.

En Cuba ese último mes fue testigo de la inusual primera votación pública, no unánime, de la Asamblea Nacional. Probablemente respondiendo a un guión preparado con antelación, pero no por eso deja de ser algo interesante. En reiteradas oportunidades el general presidente había señalado la necesidad de acabar con la unanimidad formal en las votaciones de la Asamblea. Pero, difícilmente algún diputado por su libre albedrío tomará la iniciativa. Y es que en esa Asamblea no existen aún, lamentablemente, diputados por cuenta propia. El nuevo código laboral fue aprobado por esa legislatura, lo que da luz verde al XX Congreso, oficialista, de la CTC. Como siempre se aprobó todo lo demás, entre estos el presupuesto para el presente año 2014.

Ya en este, durante la conmemoración del 55 aniversario del triunfo de la revolución, celebrado en Santiago de Cuba el día primero de enero, el general presidente afirmó en su discurso “y cito”: (…)consultar de manera directa con la población las decisiones vitales para el desarrollo de la sociedad, fin de la cita. Entonces nos preguntamos: ¿Por qué no consultar al pueblo en un plebiscito si prefiere el pluripartidismo a la dictadura de un solo partido político? Y es que, si como él reafirmó, esta continúa siendo la revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, es de suponer que, como en todos estos años, seguirán habiendo unos humildes más humildes que otros, unos iguales más iguales que otros.

Y así comenzó este nuevo año, con la declaración gubernamental de que la revolución sigue con más de lo mismo luego de once lustros y, para ratificarlo, los gendarmes detuvieron a varias personas de la sociedad civil por el intento de entregarles juguetes a los niños el Día de Reyes. No se podía esperar otra cosa luego de los veintiún cañonazos de marras.

Anuncios

Acerca de Rafael León Rodríguez

Un espacio de opinión desde Cuba
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A cañonazos

  1. josefina lopez dijo:

    Es que nada de lo que diga el General Presidente vale la pena tenerlo en cuenta, no mas recuerde ”el famoso vasito de leche” ademas no hay que olvidar que Raul (porque yo no le
    otorgo, de gratis, legitimacion,ayudo con gran pasion a su hermano el dictador FC y que formo parte de la destruccion de la Isla, tanto economica como moralmente.
    ME SUGIERES QUE LE PIDA PERAS AL OLMO?

  2. Alicia Leon dijo:

    FELIZ 1914 ME GUSTO MUCHO TU ESCRITO ALICIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s