Otro diez de diciembre


 

Derechos Humanos

Imagen de: “bienvepaz.wordpress.com”

Ayer conmemoramos el 64 aniversario de la firma de la Carta Universal de Derechos Humanos por las Naciones Unidas de entonces, en la confección de la cual tuvo una destacada participación la representación cubana.

Las autoridades autoritarias de nuestro país, del cual hace ya más de medio siglo se han apropiado y aparentan que realmente les pertenece, han ido desplazando, según sus intereses, la importancia de esta fecha, aceptando ahora un discreto acercamiento desde los medios y las organizaciones controladas por el régimen a la celebración del acontecimiento.

Por otra parte, realizan cuantas medidas punitivas y coercitivas les sean necesarias para evitar que la sociedad civil independiente, la oposición política pacífica y cualesquiera que se les oponga, se manifiesten públicamente ese día, porque conocen como violadores que son, que la civilidad ciudadana no solo festejará la fecha, sino que exigirá por el reconocimiento e implementación de estos derechos conculcados al pueblo cubano.

Detenciones arbitrarias, movilizaciones de grupos paramilitares de respuesta rápida, parques públicos copados por activistas del gobierno, teléfonos de personas relacionadas con la oposición interrumpidos, visitas a domicilios de opositores con la intención de amedrentar, son algunas de las medidas implementadas por los órganos policiales represivos para desestimular e impedir estas acciones ciudadanas.

Mientras tanto, las comisiones de trabajo de la Asamblea Nacional se reúnen en víspera de la magna y última cita anual del presenta año 2012. Los intentos de rearmar una economía que funcione, sea sustentable y garantice al mismo tiempo la sucesión y las prebendas dinásticas parece que no progresan ante el desaliento, la corrupción y los intereses creados de la burocracia gubernamental; amén del silencio sobre los necesarios cambios a realizar en la esfera de los derechos humanos que parten de la ratificación e implementación de los Pactos de Derechos Civiles y Políticos y Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas.

Es más que evidente la necesidad de realizar verdaderos cambios en lo social y en lo político si realmente aspiramos a conservar una Nación independiente y soberana en el futuro próximo para todos los cubanos. Esta necesariamente debe partir del firme respeto a la diversidad y a la pluralidad de la ciudadanía, y desde ella, proyectar el imprescindible e impostergable Estado de Derecho Nacional, refrendado por una nueva y plural Constitución de la República de Cuba.

Los Derechos Humanos son todos y cada uno como un haz indivisible y solo en él la Nación cubana podrá reanimarse en la verdadera virtud y en la necesaria esperanza para el futuro de la Patria de todos.

Anuncios

Acerca de Rafael León Rodríguez

Un espacio de opinión desde Cuba
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s