Nueva ley: remake y primera parte


Descargada de “Cubadebate.cu”

Ayer 16 de octubre la Gaceta Oficial de la República de Cuba publicó, finalmente, el Decreto-Ley No. 302 que modifica la anterior “Ley de Migración” No. 1312 de 20 de septiembre de 1976. En esa misma edición también aparece el texto de esta ley ya actualizada. Como diría un buen amigo, “más de lo mismo con lo mismo”. Sin embargo, el hecho “mismo” de acercarse al tema migratorio con la intención, nada velada, de destrabar las estructuras diseñadas hace 36 años ya lo hace diferente. Y, lo que parece en este momento más importante para las autoridades cubanas, pone en el escenario geopolítico electoral floridano, la expectativa de como se ha de aplicar este tema a los cubanos de la diáspora. No por casualidad la prensa gubernamental, que como sabemos es la única, se refirió a que estas modificaciones se inscriben dentro del proceso “irreversible” de normalización de la emigración con su patria.

Para los cubanos del patio, lo más significativo como ventajas, parecen ser la eliminación de la carta de invitación, documento que se necesitaba para comenzar cualquier trámite ordinario de viaje al exterior y el odiado permiso de salida del MinInt; algo así como la carta de libertad que se recibe luego de cumplir una sanción en prisión; lo que confirmaba al ciudadano, o confirma, que somos todos rehenes de la dictadura. Ahora la carga del control policial se traslada al pasaporte. Veremos, luego de los 90 días que deben transcurrir para que este decreto-ley tome vigencia, ¡ah!, y cuando los resultados de las próximas elecciones en los Estados Unidos se hagan firmes, quiénes pueden solicitar y conseguir pasaporte en Cuba, y quiénes no.

Las realmente tímidas medidas aplicadas a la ley migratoria, no sirven de nada si no son avaladas por las garantías que brinda el estado nacional democrático de derecho, eso lo conocemos todos. El propio articulado ya modificado, invita a pensar que las trabas fundamentales aún están ahí y que nuestros derechos ciudadanos, y no solo en materia migratoria, continúan siendo violados. Esto nos convoca, una vez más, a continuar bregando por la ratificación e implementación, por las autoridades autoritarias cubanas, de los Pactos de Derechos Civiles y Políticos y Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas, como real punto de partida para recuperar todas nuestras libertades ciudadanas.

Anuncios

Acerca de Rafael León Rodríguez

Un espacio de opinión desde Cuba
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s