La crisis


 

Bajado de: “malvinasdata.blogspot.com.ar”

Abril guarda en la memoria algunos eventos históricos de variada naturaleza, que entrelazan a Cuba y a los Estados Unidos de América desde sus orígenes. Como que en ese mes, pero del año 1528, Don Pánfilo de Narváez zarpó de la isla grande junto a 300 hombres con la intención de conquistar y colonizar la Florida. O que un 20 de abril de 1898 el presidente William Mckinley aprobó una propuesta del congreso estadounidense en la que se exigía la retirada española de Cuba. Fue en abril que se produjo la invasión por Playa Girón en 1961 y cuentan que en ese mes, al año siguiente, al primer ministro de la extinta URSS, Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, Nikita Jruschov, se le ocurrió la infeliz idea de emplazar cohetes nucleares en Cuba.

En octubre del presente año se conmemorará el cincuenta aniversario de la nombrada Crisis del Caribe, y desde ya la prensa oficialista cubana viene publicando extractos de un libro titulado “Octubre de 1962: la mayor crisis de la era nuclear”, escrito por un oficial retirado de las tropas coheteriles cubanas. Aunque durante las cinco décadas transcurridas se han conocido algunas informaciones desclasificadas por los países involucrados en estos acontecimientos, se han realizado encuentros entre participantes y se ha escrito muchísimo sobre el tema, aún existen opiniones y argumentos controvertidos alrededor de las acciones que pusieron, por primera vez, a la especie humana al borde de la desaparición.

Anadir fue el nombre con el que bautizaron los soviéticos la operación militar secreta que trajo a Cuba cincuenta mil soldados y oficiales, para emplazar cuarenta rampas de lanzamiento de cohetes nucleares de alcance medio e intermedio, capaces de asestar un golpe devastador a los Estados Unidos y Canadá. Con estas tropas vinieron también armas nucleares tácticas para ser utilizadas en la defensa si fallaba la disuasión de las estratégicas. Asustan los datos tácticos-técnicos de la capacidad nuclear final que alcanzaría la Agrupación de Tropas Soviéticas: 80 cargas nucleares de entre 5 y 12 kilotones (entre 0,4 y 0,9 veces la de Hiroshima). 12 de 3 kilotones (0,23 veces la de Hiroshima). 24 de 1 megatón (77 veces la de Hiroshima). 16 de 1,65 megatones (127 veces la que estalló sobre Hiroshima).

Como la facultad de utilizar todo este arsenal atómico estaba en manos de la alta dirección soviética, muchos nos hemos preguntado que habría sucedido ante un desembarco de tropas norteamericanas o un enfrentamiento en la zona de la base naval de Guantánamo con relación a las armas nucleares tácticas. ¿Hubieran lanzado los soviéticos armas nucleares tácticas sobre las instalaciones guantanameras? ¿Y la población civil cubana? ¿Las utilizarían sobre las cabezas de playa en nuestras costas? ¿Estarían las bases norteamericanas del Canal de Panamá, la de Vieques en Puerto Rico y otras de la periferia caribeña a salvo de las armas soviéticas? ¿Y las poblaciones civiles de esos territorios hermanos?

Gracias a que se solucionó pacíficamente el desatinado desafío de aquel octubre hoy podemos cuestionarnos esto y más.

Ahora no parece importante esclarecer si la crisis de los misiles en octubre de 1962 fue causa o consecuencia de la invasión de Bahía de Cochinos, sino cómo crear los escenarios más favorables para que el pueblo cubano avance en la recuperación de sus derechos y libertades. Y para lograr estos fines, en nuestra opinión, es vital la solución negociada del conflicto entre los gobiernos de los Estados Unidos de Norteamérica y el de Cuba.

En la actualidad las tropas ex soviéticas se nombran de maneras diferentes: rusas, ucranianas, bielorrusas, etc. Ya no existe la base de escucha de Lourdes en Cuba y la guerra fría culminó pacíficamente, con la libre reconformación del este europeo. Confiemos entonces en que la paz vuelva a tener otra oportunidad en nuestro entorno caribeño, aunque hayan transcurrido ya más de cincuenta años de desencuentros entre Cuba y nuestros cercanos vecinos del norte.

En cuanto a las diferentes historias de la Crisis del Caribe, esperemos que la vida y las autoridades autoritarias cubanas nos permitan volver con más comentarios.

Anuncios

Acerca de Rafael León Rodríguez

Un espacio de opinión desde Cuba
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s